12 de diciembre de 2016.
Lorena Martínez.
De compras en el aeropuerto.
A lo lejos, su esposo Fernando.
Una rubia junto a él.

¿Quién será esa mujer?, me pregunté. Mi marido me hacía señas para que me les uniera. Me acerqué escéptica y un tanto forzada”, nos platica Lore en entrevista. “¡Mira, amor! Ella está en ventas, me dijo Fernando… En ese momento yo, después de mis experiencias pasadas, ¡¡no quería saber nada de ventas!!”.

De pronto la hija de Barbie (la señora rubia) empezó a pedir agua con insistencia. “¡Mamá, tengo sed, mamá, tengo sed!”.

Se enfilaron las tres hacia el baño, donde Barbie rellenó una botella con agua de la llave. Ligeramente confundida, Lorena le preguntó:
– ¿Y tú a qué te dedicas?
– Vendo Nikken, respondió Barbie.

– “Nikken es una empresa de tecnología japonesa que se dedica a hacer entornos de salud para reducir el estrés de la personas a fin de que tengan una vida en equilibrio”, agregó la asesora de bienestar al tiempo que le entregaba un catálogo a Lorena.

El resto es historia.
Una historia de mujeres empoderadas intentando mejorar la calidad de vida de quienes les rodean.

lorena-martinez-nikken-retrato-1
“Barbie dice que fui la primera persona en cinco años a la que no le tuvo que ofrecer el negocio ¡porque solita se invitó!”, cuenta Lorena entre risas.

TODO CAMBIA

El mismo día de su encuentro en el aeropuerto, Lorena pagó su inscripción para iniciarse como asociada de Nikken. “Lo primero que pedí fue una pulsera con tecnología de iones e infrarrojo para mi hijo, la botella deportiva para mi hija y unas plantillas para mi esposo. Me llegaron en enero y para abril yo ya era nivel plata” (los rangos de Nikken son: directo, ejecutivo, plata, oro, platino, diamante y diamante real).

Pero vámonos más despacio.
¿Qué ocurrió entre enero y abril que hizo que nuestra entrevistada se comprometiera tanto con la marca?

“El 4 de enero hubo una plática a la que yo ya no quería ir porque me sentía muy mal, moría de gripa, no podía respirar bien, ¡horrible! Pero fui.

“En el salón estaba el purificador de aire y el filtro de agua –de la cual tomé. Cuando salí de ahí era otra. Fui a la oficina de mi marido para que viera la diferencia (risas). Estaba impresionada”.

Migraña, insomnio, cansancio, poca energía… Todo se fue cuando Lorena empezó a usar el resto de las cosas que compró: el filtro de agua, el colchón, el edredón, el antifaz, la almohada, la lámpara, el purificador y la joyería.

“Cuando vi todos los cambios dije ¡WOW!, pero lo mejor fue cuando fui a FUCAM a visitar a un oncólogo para que me revisara unos quistes. Le pregunté si ubicaba el filtro de Nikken y me dijo ¡Ah!, sí, el de las piedritas. Me recomendó mucho la marca, así que le pregunté si él o algún familiar vendía; cuando me dijo que no, que sólo los consumía, me convencí al doble”.

“Cuando el doctor me dijo ‘Lore, si puedes hacer una compra de salud que te ayude a mejorar tu calidad de vida, hazla’, me convencí de entrarle al 100% a este negocio”.

nikken-empoderarte-lorena-martinez-2
EL MOMENTO PERFECTO. Para hacerse de los accesorios, Lore esperaba las promociones. “Aún así mi marido se rehusaba a darme dinero, así que le dije ‘préstame y te lo pago’. ¡Además no compré todo de un sopetón!”, comenta risueña.

NO VENDER, SINO COMPARTIR

“Estoy en este negocio porque para mí es compartir ese bienestar del que yo ya disfruto; más allá de lo económico, que también es importante, lo principal es la oportunidad que me da Nikken de transformar vidas”, expresa Lorena.

“La filosofía de Nikken me encanta, sus cinco pilares son: mente, cuerpo, familia, sociedad y finanzas. En 21 años que llevo dedicada a las ventas –antes fui consultora de Mary Kay y de Natura–, es la empresa que más me ha gustado porque mi familia es mi prioridad, por eso también busco socias que me ayuden a complementar y crecer mi equipo”.

“¿No tienes dinero para adquirir los productos? ¡Recomiéndame y crezcamos juntas!»

Para nuestra emprendedora, Nikken cambió su realidad, pues de ser la clásica ama de casa (con el estigma de “mantenida” que eso representa), pasó a sentirse una mujer mágica y poderosa en todos los aspectos.

“El que me alcance no sólo para mis chuchulucos, sino para poder comprarle a mi marido su regalo de Navidad o de cumpleaños con dinero que YO me g-a-n-é, la verdad es que es una satisfacción enorme”, admite llena de contento.

“La Navidad pasada hasta mi perrita salió ganona, ¡le compré la colchoneta! A mi marido le regalé un filtro para su oficina, en fin. Ha sido maravilloso este caminar con Nikken”.

empoderarte-nikken-lorena-martinez-equipo
Originaria de Hidalgo, Lorena cuenta con 21 socias comerciales. Si te interesa sumarte a su equipo, contáctala al 55 1496 1524.

MAGIA FEMENINA

Acogida, renovada, entusiasmada. Así se siente Lorena Martínez de pertenecer a la comunidad de Empoderarte, donde ha logrado hacer importantes alianzas y grandes amigas.

Empoderarte me ha ayudado a conocer mujeres maravillosas que han confiado en mí a nivel personal y profesional. Le doy gracias a la vida por poner en mi camino mujeres exitosas con tanta luz. Estoy muy agradecida por la sincronía, por la conexión”.

“Encajar en este grupo me ha ayudado a descubrir mi propia luz porque vibramos en la misma frecuencia, estamos en sintonía”