Invitada por GNP y el despacho Adelanta, Delia Tapia Reynoso aceptó inducir a la gente a ahorrar y protegerse por una simple razón: ella lo hizo durante años y actualmente, mes a mes, recibe una cantidad de dinero que, complementada con sus otras pensiones (del IMSS y del ISSSTE), le da para viajar y vivir tranquilamente. 

“Mi objetivo es ayudar. Yo no entré a este negocio para hacerme millonaria… Qué bueno si sucede, pero para mí lo más importante es concientizarnos que nadie se va a quedar joven toda la vida. Y si nos morimos, ¡ya la hicimos! Pero si no, ¿te gustaría ser de esos viejitos que viven de la caridad del prójimo o de los que dependen al 100% de sus hijos?”.

Además de ser asesora de GNP y astróloga desde hace 36 años, Delia Tapia es Vicepresidenta de la Academia Fiscal Mexicana.

“Cada mes nada más me avisan qué día va a caer mi dinero… Así hasta que me muera, gracias a que ahorré por varios años. ¡Amo a GNP!”.- Delia Tapia Reynoso, asesora certificada de seguros (Protección y Planeación Financiera)

¡EMPIEZA HOY!

Protección contra muerte, accidentes, enfermedades e invalidez es el complemento ideal para fomentar la cultura del ahorro y la prevención, no muy presente en nuestro país.

“Lo que yo hago no es ‘vender seguros’. Yo me dedico a hacer check-ups financieros para que las personas se den cuenta de cuánto tienen, cuánto gastan y cuánto necesitan ahorrar para vivir holgadamente durante su vejez”.

Convencida de los beneficios de adquirir un seguro a través de una póliza de protección y ahorro, Delia entiende la resistencia que hay ante la palabra “seguros”, pues anteriormente fue utilizada para cometer abusos y no representó ninguna ganancia para quienes invirtieron durante 20 o 30 años.

“¡Pero todo eso cambió! Ya es otra época, los seguros evolucionaron. ¡Tienes hasta los 70 años para animarte! Ya sea que ahorres 5, 10, 15 o 20 años, empieza ya, nunca es tarde. Si terminas de pagarlo, al final se te regresa tu lana, así llegues a los 100 años. Y si en el ínter te pasa algo, estás protegido… o al menos le dejas algo a tu familia”.

¿Sabías que…? Astróloga desde hace 36 años, Delia elige los colores de sus outfits de acuerdo con el planeta del día. Sus principales hobbies son la jardinería y la lectura.

“A MÍ NO ME VA A PASAR”

Entre las principales excusas para no adquirir un seguro de vida, gastos médicos mayores, invalidez y ahorro está la creencia del “a mí no me va a pasar”.

“Cuando sales de tu casa con paraguas, botas y una buena gabardina, rara vez llueve, así es. Pero que eso no te limite. ¡Tú piensa con amor! Si te pasa algo y te mueres, dejas bien a tus papás, a tus hijos. Y si no te pasa nada, al menos puedes disfrutar de tu vejez sin la presión de trabajar para conseguir dinero y tener qué comer”.

“Ahora que si tienes un accidente, cuando estás protegido no representas un gasto para toda la familia. Seguramente te tendrán que cuidar, pero con tu propio dinero. ¿Quién no se sentiría mejor? Es terrible conocer familias que se acabaron su patrimonio, o peor aún, que terminan endeudadas porque el familiar duró 20 años paralítico, sin poder trabajar”.

En cuanto al seguro de gastos médicos mayores, Delia nos dice: “Todos deseamos que nuestra salud siempre sea la óptima, pero la realidad es que distintas enfermedades se diagnostican todos los días, a todas horas, ¡nadie está exento! Por eso es importante contar con un seguro que te brinde la oportunidad de restablecer tu salud con la mejor atención médica disponible e inmediata, y sobre todo, con el menor impacto a tus finanzas”.

«Si no tienes padres ni hijos, y no te interesa ver por ti, ¡¡pon como beneficiario a tu perrito o a alguna organización que apoyes!! PERO A-H-O-R-R-A, es importante cultivar el hábito»

A sus 69 años, Delia considera que su vida ha sido una serie de milagros, desde los logros académicos hasta la maternidad.

UN MILAGRO DE LA VIDA

Al preguntarle sobre su as bajo la manga para lograr tantos éxitos, Delia responde: “No es un as, es que he sido muy tesonera. Mi vida ha sido como el nado del salmón: contra corriente. Nací de 7 meses y no me morí. Me dijeron que tenía matriz infantil y fui madre. Me dijeron que me faltaban el 10% del cerebro y que no terminaría ni la primaria; soy Contadora Pública y estoy certificada hasta 2020, además de que tengo varias especialidades. Estuve enferma del corazón durante 54 años, tenía el síndrome de Wolff-Parkinson-White; me operé y sigo viva”.

“Mucho de mi carácter, por supuesto, se lo debo a mis padres. Mi mamá yo creo que era extraterrestre, era una mujer fuera de serie, ¡todo lo hacía muy bien! Mi papá también fue un señorón. Siempre fui su muñeca, su campeona, la que todo podía”, platica nuestra entrevistada.

Antes de despedirnos, no nos queda más que recalcar la importancia de prever el futuro. “Si de plano no puedes ahorrar, ni modo, no es el chiste crear conflicto. Pero si tus ingresos te lo permiten, mi misión es que con mucho cariño entiendas que eres el único responsable de tu vida, así que ¡¡a tomar acción!! Obviamente entre más joven se empiece es mejor, ¡pero nunca es tarde! Si tienes 60-65 años, todavía es buen momento”.

Para mayor información, contacta a Delia vía Facebook, LinkedIn o envíale un correo a delita_tarey@hotmail.com

* Fotos: Laura Olivia Martínez