Intolerable. Simplemente inmanejable. Así era el dolor que sentía la doctora Cecilia García Barrios después haber sido atropellada por un automóvil. “Como resultado de ese accidente tuve cinco cirugías de cuello y un dolor crónico indescriptible, que ya ni la morfina me quitaba. Así que después de 30 años tomé la decisión de tener un suicidio asistido”.

Poco antes de la fecha elegida para el determinante acto, Cecilia fue convocada a exponer en Hungría. “Tenía que ir a dar una ponencia sobre un trabajo que habíamos hecho la doctora Teresa Robles y yo sobre diabetes e hipnosis ericksoniana… Yo había pensado en no ir, precisamente por lo del cuello, ¡era una locura la travesía!”, platica la investigadora.

Pero revisando el programa de lo que fue el Primer Congreso Mundial de Hipnosis en Medicina, Cecilia no pudo evitar clavar la mirada en un taller, el de ‘Manejo del Dolor’ con el doctor Edwin Yager, psicólogo reconocido a nivel internacional con más de tres décadas de experiencia en el campo de la psicoterapia.

“Me llamó desde lo más profundo de mi alma”, expresa la doctora. “Le dije a mi esposo ‘acompáñame a Hungría’ y nos fuimos. No sé ni cómo di la ponencia, pero inmediatamente después me fui al taller del Dr. Yager. Explicó su método y cuando pidió un voluntario, ¡yo brinqué! En tres segundos estaba yo encima de la mesa (risas)… Te puedo decir que en sólo dos sesiones de terapia yageriana me regresó del infierno a la Tierra”.

dra-cecilia-garcia-barrios-terapia-yageriana-foto-1
Para Ceci, el hecho de que mujeres apoyen a otras mujeres es fabuloso, una iniciativa que está orgullosa de apoyar.  

¿QUÉ ES LA TERAPIA YAGERIANA?

Médico por la UNAM con una maestría en Epidemiología, el bagaje cultural y educativo de la Dra. García Barrios es bastante amplio.

Estudiosa también de numerosos estilos de terapia (psicodrama psicoanalítico, logoterapia, tanatología, humanismo rogeriano, psicoterapia ericksoniana, entre otros), encontró en la yageriana la mejor herramienta por dos factores: 1) es efectiva y 2) es eficaz.

“La terapia yageriana utiliza fenómenos hipnóticos para acceder a un nivel superior de inteligencia que el Dr. Yager ha denominado la mente supraconsciente, llamada Centrum”, explica la doctora.

“El principio es que todos los seres humanos tenemos un nivel superior de inteligencia que no conocemos y no usamos, que tiene capacidades insospechadas. Entonces los niveles de la mente ya no solamente son preconsciente, consciente e inconsciente, sino que hay un nivel superior: el Centrum”, ahonda la especialista.

Al preguntarle si el doctor Yager es “el inventor” de esta terapia, Ceci contesta que no. “Él lo que dice es que es un conocimiento ancestral que tenían muchas culturas orientales y mesoamericanas, que se perdió con los occidentales, quienes separamos mente y cuerpo, cuando en realidad es un mismo sistema, en el cual la mente tiene autoridad sobre el cuerpo, científicamente comprobado”.

¿Entonces por qué nos enfermamos? ¿Es que acaso ‘queremos’ enfermarnos? “No”, responde nuevamente la doctora. “Nos enfermamos porque hay cuestiones ambientales que nos desequilibran; virus, bacterias. El cuerpo se puede infectar, se puede golpear, pero eso no quita que la mente lo siga regulando”.

dra-cecilia-garcia-barrios-terapia-yageriana-foto-2
Actualmente el Dr. Yager es profesor clínico del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de
California campus San Diego (UCSD).

“Todo empieza en la mente. Los pensamientos se convierten en emociones y las emociones pueden dañar o beneficiar al cuerpo”.

UNA TERAPIA BREVE

Diversos estudiosos de la depresión afirman que hasta el 95% de nuestros pensamientos son “basura”; no por nada los monjes tibetanos los llaman “saña”, por el daño que hacen. “Esa rumiación de las cosas, de los problemas reales o imaginarios… Yo tengo pacientes que acaban con ella en una sola sesión, lo cual es increíble porque te deshaces de algo que estaba ahí, dándote lata todo el día”, comparte Cecilia.

Las sesiones de terapia yageriana se imparten presencialmente en el Instituto de Terapia Yageriana de México (en Baltimore 76-402, muy cerca del Parque Hundido de la Ciudad de México), con un costo de $1,000 pesos y una duración aproximada de dos horas.

“Yo generalmente me tomo dos horas porque primero le explico al consultante los fundamentos de la terapia para que comprenda conscientemente qué va a pasar. Ya después nos enfocamos en el problema que la persona viene a resolver. Porque aquí no hablamos de que si la infancia, que si los papás… Aquí accesamos a tu mente supraconciente para que ella te dé las respuestas que necesitas”.

Sin crear codependencia hacia el terapeuta y a diferencia de otras terapias –como el psicoanálisis– que duran muchísimo tiempo, la terapia yageriana es breve, concisa y altamente efectiva. “En cada sesión se establece un objetivo terapéutico, por ejemplo: ‘Quiero dejar de fumar’, ‘Quiero dejar de drogarme’, ‘Quiero quitarme el enojo excesivo’, ‘Quiero quitarme la impotencia sexual’.

“Es una terapia psicodinámica. ¿Esto qué quiere decir? Que va al origen del problema, es decir, no solamente trabaja con el síntoma, sino con la causa. Al trabajar y re-educar el origen, ese pensamiento, idea o creencia que se formó deja de influir negativamente en la vida de la persona. Otra cosa muy importante es que el terapeuta no da sus puntos de vista, no opina; sus valores no entran en la terapia, solamente funge como guía”.

dra-cecilia-garcia-barrios-terapia-yageriana-foto-3
La terapia se puede llevar a cabo con los ojos cerrados o abiertos, como el consultante se sienta más cómodo.

¡TÚ PUEDES SER TERAPEUTA YAGERIANA!

Sin importar lo que hayas estudiado de formación, si tu trabajo y/o vocación es ayudar a los demás, ¡¡puedes certificarte como terapeuta yageriana!!

“La duración es de 60 horas, son tres módulos, el costo total es de $21,000 pesos y el certificado que se entrega es del Instituto de Terapia Subliminal de San Diego, California. Me parece que es un precio bastante accesible y esto es porque nos interesa muchísimo que haya más expertos ayudando a la gente que lo necesita”, expresa la doctora, quien enfatiza la invitación a los jubilados.

¿SABÍAS QUE…?  En el año 2000, la OMS (Organización Mundial de la Salud) permitió que personas no pertenecientes al área de la salud puedan formarse como terapeutas debido a la gran demanda que existe, pues se calcula que más de 25% de la población sufre de algún tipo de problema mental, llámese depresión, ansiedad y mal manejo de las emociones.

Aunque desde el año 2000, la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió que el ser humano es un ser bio-psico-social Y espiritual, la terapia yageriana está basada estrictamente en información, estudios y hechos científicos. “Somos seres integrales. Está la mente, el cuerpo y el espíritu, pero aquí no nos metemos con Dios, es decir, en ningún momento pensamos que la mente supraconsciente es el Creador. Durante las sesiones pasan muchas cosas interesantes, sin duda, pero el Dr. Yager no afirma nada sin evidencia científica”, concluye nuestra asociada.